Heredar la vida eterna

En la lectura del Evangelio para hoy, un joven rico pregunta a Jesús, “¿Que he de hacer para tener en herencia vida eterna?”  Jesús le responde, “Una cosa te falta.  Anda, vende lo que tienes, y dáselo a los pobres."

 

Vender cuanto tienes es una cosa muy radical.  Solamente piensa en lo que te pertenece: una casa, un carro, una cama, por no decir nada del resto, una computadora, un televisor, etcétera.  Temprano en la historia cristiana, los que siguieron este consejo de Jesús establecieron órdenes religiosas, para que los que aceptaron su consejo pudieran vivir juntos.  Y así la exhortación de Jesús a vender lo que tienes y dar a los pobres normalmente se entiende como un llamado a la vida religiosa.  Entendido de esa manera, es uno de los consejos de perfección.  Explica lo que tienes que hacer para ser perfecto, es decir, en esta vida.

 

Pero no tienes que ser perfecto para llegar al cielo.  Y cómo llegar al cielo es lo que el joven rico preguntaba.  La respuesta que Jesús dio al joven rico debía haberle explicado lo que uno tiene que hacer para llegar al cielo.  Un consejo de perfección no es, por su naturaleza, una respuesta a la pregunta del joven rico.

 

O mejor dicho, si vender todo lo que tiene y dárselo a los pobres es lo que el joven rico tiene que hacer para heredar la vida eterna… ¿Qué pasa con el resto del mundo?  ¿Es preciso para todos que vendan cuanto tienen para alcanzar el cielo?  Y… ¿Si no vendes todo, vas al infierno?

 

La solución al rompecabezas es pensar en la descripción del hombre que hace la pregunta a Jesús: él es el joven rico.  O sea, sus dones residen en su riqueza.

 

Ahora bien, los dones son muy diversos.  Hay muchos dones, ser de gran corazón, o de aprendizaje, o de sanación, o bien otras cosas.  Pero sean lo que sean los dones de una persona, son destinados a ser devueltos en el servicio a los necesitados.  No puedes enterrar tu talento en el suelo y esperar que esto agrade al Señor.

 

Así que para heredar la vida eterna tienes que utilizar tus dones al máximo en seguir a Cristo.