Un Gran Misterio

En la segunda lectura, Pablo dice que esta presentando un gran misterio.  Para la mayoría de nosotros, sus palabras son un gran misterio, pero en un sentido distinto al que el quería decir.  ¿Como podrian ser ciertas estas palabras?

 

Un hombre que yo conocía vivio toda su vida adulta como un alcoholico violento; les pegaba a sus hijos y a su esposa sin piedad.  ¿Alguien querria decirle a su esposa que necesita estar subordinada a el?

 

Aquí podriamos simplemente rechazar las palabras de Pablo.  Pero si hiciéramos esto, habría sacrificios.  ¿Que mas rechazaríamos en el proceso?  ¿Todo lo que nos desafia?

 

Quiero proponer otra interpretación de la segunda lectura.  Si la esposa debe someterse a su esposo, ¿que es un esposo?

 

Pues, un esposo es alguien que ama a su esposa como Cristo amo a su iglesia: el se ofrece por ella; vive de una manera que le ayuda a ser la mejor persona que pueda ser para el Senor.

 

Si la haces ser peor de lo que es, ¿por que piensas que eres su esposo?

 

Si la estas engañando con un amante por lo cual se convierte poco a poco en una persona celosa, sospechosa y fastidiosa, ¿que le has hecho a ella?  Si siempre estas ocupado, jugando golf o mirando los deportes en la televisión, de manera que tu esposa se sienta mas y mas sola, ¿que has hecho de ella?  Si la dejas con todas las tareas domesticas y el cuidado de los niños, mientras que tu te dedicas a tu carrera, ¿estas haciendo sacrificios en tu vida para ayudarla a ser la mejor persona que ella pueda ser para el Senor?

 

Si la haces peor, menos provechosa, menos preciosa en su alma y menos alegre de lo que seria sin ti, ¿por que pensarías que eres su esposo?  Aunque estes casado con ella, la verdad para ella—como la verdad para la Samaritana que conocio a Cristo al lado del pozo (Juan 4:7-26)—es que la persona con quien esta viviendo no es su esposo.

 

Entonces no hay un mandato que dice que ella tiene que someterse a ti.  El mandato es someterse a su esposo, no a alguien que solo quiere afirmar con palabras el privilegio de ser su esposo sin cumplir con sus deberes correspondientes.

 

Aunque esta interpretación no resuelve todas las dificultades con la Segunda Lectura, creo que nos ayuda a entenderla mejor, ¿no es asi?